miércoles, 21 de julio de 2010

Cal y agua, sobre cielo

sobre sus solas esquinas,
donde nace el misterio,
la pureza del blanco se quiebra,
a la sombra de cal y de arena,
azul reflejado de un cielo herido,
como la torre herida por el rayo de un tarot desquiciado,
que el quicio de la puerta ya se abrió al infinito.

 
(Julio 2010)

2 comentarios:

hineni1708 dijo...

Me gustaría conocer esa esquina..., ese lugar donde el blanco pierde su esencia..., donde el misterio nace, crece y fecunda...

Resulta interesante leer tus escritos, Juan Antonio.

Saludos cordiales,

Verónica

John Sereira dijo...

Gracias por tu visita, Verónica. Me alegra tu interés. Juan.