sábado, 18 de mayo de 2013

Poseidon

Neptuno,
la mar.
La marea que desborda, sin sexo ni universo,
en su dolor global.
Sí, se puede.

2 comentarios:

Luis García Romero dijo...

Claro, se puede.
Quiero mandarte un saludo, amigo. Y un fuerte abrazo, de mar y océanos

John Sereira elturiferario dijo...

Otro saludo cariñoso, Luis.
Es bueno tener cerca a la mar :)