jueves, 1 de julio de 2010

Dos

tiznado de inconsciencia,
en la cara se pintan los sentires,
bandera negra y blanca,
de pirata...

Las palabras asaltan;
las murallas,
tienen hora a las cinco de la tarde,
a pleno sol denuncian,
se hacen grávidas,
adormideras blancas,
con palabras de seda.

Mandrágulas que claman sus raíces,
a la luz de una luna precisa,
que se tiñó dorada en esa playa,
donde la arena se deshace en nácar...


 
(Junio 2010)

No hay comentarios: