domingo, 27 de mayo de 2007

Brigitte I



¿Quién soy yo?

Extraño artilugio. Me produce buenas vibraciones.

Parece que tuviera vida.

Sin embargo, tengo la sensación de manipular algo prohibido, vergonzoso.

Si lo viera sor Teresa, creo que no le iba a gustar nada: Ni la forma, ni mi fijación. Viciosa, remacharía.
Algo de eso, de obsesivo, sí tiene. Se asemeja en sus efectos a esos artilugios de látex que se usan para rebajar el estrés, para mantener las manos ocupadas.

Pero no es de goma, claramente, aunque no sabría identificarlo. Prefiero de todas formas que no se acerque por el laboratorio.

Es sólido -¿Como unas bolas chinas?: No las soporté mucho tiempo. Mi sensibilidad, a veces, me resulta excesiva-. Veo a la madre Teresa otra vez ahí, mirándome desde arriba, con el ceño fruncido.

Está segura de que se trata de algo pecaminoso.

¡Pues si hubiera visto las bolas chinas!

Me niego a atenderla. Me quedo sólo con algunos bonitos, escasos, recuerdos infantiles, esquivando la vigilancia, saltándonos las prohibiciones...

Y poco más.

Una formación impecable: Las madres, a este respecto, son prácticas, supongo que por la influencia jesuítica. Separar la formación académica de la espiritual, deslindarlas claramente. Incluso demasiado aséptico.

Poco convincente desde un punto de vista espiritual.

Disciplina, mental...

(¡Qué duro resulta el alemán! El inglés es finalmente más práctico, aunque de resolución menos elegante)

Pero, sea como sea, son las culpables –las inductoras- de que esté aquí, preparándome para seguir un camino que no estoy segura de haber elegido.

Creo que tampoco les gustaría saber que estoy escribiendo este diario; no de esta forma. Es como si intentara borrar mi pasado y sustituirlo por otro, es claramente una huida, aunque sea tan solo moral.

Cambiar la realidad. Conozco el síndrome:

Es la fantasía de todo huérfano, lo sé.

Pero no puedrkkpnc+frssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

¡Maldito cacharro! ¡Otra vez se ha caído sobre el teclado!

He sido yo: He aflojado la presión. ¡Es difícil escribir con una sola mano!

¿Ha sido un calambre? Un picorcillo, en el umbral de la sensación...

¿Tengo que borrar y empezar desde...?

¡Al cuerno! Tengo sueño, he perdido la concentración.

Guardar como...

Hasta mañana, 20, VI, punto DOC.

No debiera anotar que me llevo el tubo a la cama; que duermo con él.

Creo que me hace soñar. Me hace soñar con el mar: Debería anotar mis sueños, si tuviera tiempo...

Mañana. Otra dura jornada de estudios.

2 comentarios:

Isoba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isoba dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.